Nuevos cambios en la Ley de Protección de Datos

cambios protección datos

El 25 de mayo de 2018 se empezará a aplicar el Reglamento de Protección de Datos elaborado por la Unión Europea. La cercanía temporal de dicha fecha ha provocado la necesidad de que el Gobierno inicie el procedimiento para la elaboración de una nueva Ley Orgánica de Protección de Datos -en estos momentos mero Proyecto de Ley- que contemple los cambios en la protección de datos del Reglamento.

Novedades y cambios en protección de datos

Respecto al contenido de los cambios en protección de datos, el Reglamento, en relación a los usuarios reconoce dos derechos clave: el derecho al olvido y el derecho a la portabilidad.

El primero permite la posibilidad de que se supriman los datos cedidos por una persona cuando se hayan obtenido ilegalmente, se retire un consentimiento previo o el fin para el que fueron aportados ya no exista. Por su parte, el segundo posibilita que el interesado que haya cedido sus datos a un tercero para su tratamiento digital, pueda recobrarlos en un formato adecuado para poder hacer uso de ellos y, por ejemplo, trasladarlos a otra empresa.

El nuevo Proyecto de Ley practica un ejercicio de transparencia y reconoce expresamente los derechos de rectificación, limitación del tratamiento, portabilidad, oposición, supresión y acceso a los datos cedidos. Por lo que parece que el legislador ha hecho los deberes en este aspecto y cumple el mandato europeo.

En cuanto a la edad de consentimiento para el tratamiento de los datos en medios informatizados, el Reglamento determina que dicha edad será la de 16 años, permitiendo, sin embargo, que cada Estado miembro la rebaje. En el caso español, el Proyecto de Ley de Protección de Datos establece el límite en los 13 años, modificando la Ley anterior.

Sin embargo, los cambios no sólo afectan al usuario.

En efecto, el Proyecto de Ley también impone nuevas obligaciones a las empresas.

Por un lado, ve la luz el cargo de delegado de protección de datos, figura con funciones tanto de mediación con los titulares de los datos como de supervisión, asesoramiento y colaboración con la autoridad.

Por otro lado, las sociedades empresariales que padezcan alguna violación en su seguridad deberán hacerla pública en un plazo de setenta y dos horas, comunicándolo también a las personas que se vean damnificadas.

Otra novedad que incluye el Proyecto se relaciona con la prestación del consentimiento. En efecto, el Reglamento alude a la obligación de que el consentimiento se conceda de forma que se entienda que se ha prestado de manera inequívoca, informada, libre y específica. En este sentido, el Proyecto de Ley excluye el consentimiento tácito, precisándose una declaración al efecto o una clara acción de significación afirmativa.

Por último, como novedades también destacan la obligación de las empresas de evitar cláusulas informativas oscuras, así como el establecimiento de una serie de informaciones que deben ser proporcionadas a los usuarios, como, por ejemplo, los datos del delegado o la base jurídica del tratamiento.

Comprobamos, por tanto, que el nuevo Proyecto lo que busca es defender y proteger, por encima de todo, los derechos de los ciudadanos.

Moderniza tu cesta de empresa con fundas personalizadas para móvil

fundas móvil personalizadas

La Navidad es una época del año llena de días especiales y tradiciones. El espíritu navideño, por estas fechas llega a todos los rincones, incluidos nuestros puestos de trabajo. Es habitual que, por tradición, las empresas obsequien en estas fechas a sus empleados con cestas de Navidad, a modo de detalle por el compromiso y el trabajo realizado durante todo el año.
Este tipo de regalo, en ocasiones, es repartido por algunas empresas también entre sus clientes más fieles o como premio de algún sorteo.

Con estos detalles en unas fechas tan señaladas, las empresas estrechan lazos con trabajadores y clientes y fidelizan de algún modo a todas aquellas personas que intervienen en el crecimiento del negocio.

La Navidad, época para las cestas de empresa

Es muy probable que, como empresario o como trabajador, alguna vez hayas regalado o recibido una cesta de Navidad. Dentro de ellas te has podido encontrar con un mundo muy variado de productos que van desde una caja de polvorones a fundas de móvil personalizadas pasando por una pieza de chorizo o salchichón.

Las cestas más tradicionales se pueden diferenciar por su contenido.

Productos de charcutería

Este tipo de cestas enfocadas a la alimentación suelen contener surtidos de embutidos como salchichón, chorizo, lomo y en algunos casos a estos se le suman un jamón o paletilla y quesos de diferentes tipos.

Productos dulces

La Navidad es sinónimo de ingestión masiva de dulces. Los encontramos por todas partes, también en las cestas de empresa. Polvorones de todo tipo, turrones, chocolates, bombones o mazapanes son algunos de los productos que componen este tipo de cestas.

Licores y vinos

Otro clásico de la Navidad y el fin de año. Vino tinto, vino blanco, rosado, cavas, sidra… Son consumidos en muchos momentos de las fiestas navideñas y las empresas lo saben.

Todas estas cestas obedecen a costumbres de hace décadas, pero los tiempos cambian, avanzan y, en la actualidad, nuevas opciones en cuanto a cestas de Navidad se abren paso: abraza la creatividad y apuesta por algo original.

Nuevas opciones para la cesta de Navidad

Los tiempos avanzan y nuevas ideas se abren paso en forma de tendencia en el sector de las cestas navideñas.
En la actualidad, la tecnología comparte nuestro día a día en prácticamente todos los ámbitos de la vida; por eso, una buena opción para hacer cualquier regalo es apostar por los gadgets tecnológicos, complementos para móviles, ordenadores, tablets… también en las cestas de navidad.

Cargadores, tarjetas de memoria, fundas de móvil personalizadas… Productos económicos que, además, se salen de lo habitual y que tienen un aspecto funcional que los hace muy interesantes para incluirlos en las cestas.

Es necesario apostar por conservar y cuidar las tradiciones, sobre todo si son tan bonitas como un regalo navideño por parte de la empresa en la que trabajas. Pero el mundo evoluciona y hay que adaptarse. Por eso, si hay una buena manera de salvaguardar la tradición de la cesta de Navidad esta es apostar por lo diferente, por lo original y por el detalle más especial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons