Aceite esencial de jazmín: descubre las propiedades que lo hacen único

El aceite que se extrae del jazmín es un extracto que conjuga el delicado aroma de esta flor con sus propiedades terapéuticas. Es un aliado para la recuperación y preservación de la salud de muchas maneras insospechadas.

Se cultiva principalmente en Francia, y sus flores blancas, que salen en verano y otoño, se cosechan al amanecer para preservar del sol su inconfundible aroma.

Usos de la esencia de jazmín

A continuación te explicaremos los usos de este aceite esencial tanto en rutinas de belleza como en aplicaciones terapéuticas. Los componentes básicos de este aceite esencial son: antranilato de metilo, inol, farnesol, linalol, bencil acetato y metil jasminato.

Terapias

Puede utilizarse en algunos trastornos que te describimos a continuación.

– Analgésico antinflamatorio:

En procesos dolorosos, espasmos musculares, calambres menstruales, puedes usarlo en masajes; disminuye el dolor y la inflamación.

– Antiséptico:

Los componentes presentes en este preparado tienen propiedades antivirales y antibacterianas, por lo que puede utilizarse como coadyuvante en el tratamiento de procesos infecciosos.

– Afrodisíaco:

Puede ser utilizado en pareja para ayudar a resolver problemas como la eyaculación precoz o la frigidez. Esto se debe a sus propiedades relajantes y a su capacidad de activar la energía sexual.

Belleza y bienestar

El aceite de jazmín tiene efecto directo en el cuidado de la piel y el bienestar general.

– Estimulante y relajante:

El uso de este aceite crea un efecto de paz, ya que es euforizante, relajante y energético. Aumenta tu autoestima y disipa emociones negativas como el miedo, el estrés y la ansiedad. Es útil en la meditación y el yoga, ya que crea una atmósfera que favorece la tranquilidad y la relajación.

– Belleza:

Aplicado en cremas, lociones y geles, hidrata y da flexibilidad a la piel. Te ayuda a mantenerla joven y contrarresta la inflamación causada por irritaciones, el sol o el acné.

También tiene propiedades astringentes, por lo que puedes utilizarlo para la limpieza de la piel.

– Aromaterapia:

Puedes encontrarlo como ingrediente de velas, perfumes e inciensos. Las moléculas odoríferas estimulan directamente el hipotálamo, donde se liberan estímulos que favorecen el bienestar y la relajación, sanándote en la esfera física y emocional.

En casos de insomnio, pueden aplicarse unas gotas en la almohada: ayuda a dormir y puede disminuir los ronquidos.

¿Cómo usar este aceite?

Como otros aceites esenciales, es muy concentrado, por lo que no es aconsejable que lo uses puro. Tampoco se recomienda ingerirlo, ni usarlo durante el embarazo.

– Difusor:

Añade unas gotas a un difusor con agua y mézclalo bien agitando el frasco antes de usarlo.

– En el baño:

Puedes añadir una cuantas gotas del aceite al agua del baño. Junto al vapor se formará un compuesto de fácil inhalación. Además, utilizado de esta manera tiene efecto beneficioso en la piel.

– Aplicación directa:

Puede aplicarse mezclado con alguna loción, como perfume o para usarlo en masajes.

– Inhalación:

El aceite también ayuda a tratar el estrés, el nerviosismo y la tos cuando se inhalan los compuestos volátiles que contiene.

Como puedes ver, las aplicaciones de este aceite esencial de jazmín son múltiples y beneficiosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons